UN HIJO SE LLEVA



UN HIJO SE LLEVA
9 meses en el vientre,
3 años en los brazos
y toda la vida en 
EL CORAZÓN.