A veces el problema es (ver más...)




A veces el problema es que tu corazón 
no quiere admitir lo que tu mente sabe