Llora si tienes que llorar (ver más...)



Llora si tienes que llorar
pero después de las lagrimas, sonríe!
Porque Dios esta contigo.