Sonreír desde la tristeza cuesta el doble (ver más...)



Las sonrisas de la gente rota...
Son las más bonitas.
Sonreír desde la tristeza
cuesta el doble