El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos.