Poco a poco la vida te enseña por quien debes luchar y a quien debes renunciar