Lo que el enemigo te ha quitado, Dios te lo devolverá multiplicado.