No es tiempo de quejarse, es tiempo de creer, de levantarse y seguir adelante.